OFERTA KEEWAY TX 125CC, DOS CASCOS, CANDADO Y SEGURO DE REGALO
 Keeway Motor España se puso manos a la obra para solicitar a la casa madre la creación de la versión trail que os mostramos en esta página. La base ciclo y carrocería era la misma, tan solo se cambió la horquilla delantera por una más vistosa suspensión invertida, las llantas de aleación de 17 pulgadas que dan paso a otras de radios en diámetros 19 y 17, y por supuesto, los neumáticos de asfalto por unos mixtos para todo uso.

Un cambio sencillo pero efectivo. El motor que emplea esta TX es el mismo de la naked deportiva RKV que, en su momento destacamos como una de sus principales bazas, y que, a pesar de su sencillez mecánica (refrigeración por aire de marcha, culata de 2 válvulas con distribución OHC, carburador y cambio de cinco velocidades), nos sigue pareciendo también en este modelo como una mecánica silenciosa y suave, enérgica y sobre todo muy robusta como se pudo demostrar en la aventura africana de la TX. Eso sí, es muy duro, y requiere hacerle un rodaje con paciencia y que se lo recompensará a su dueño cuando empiece a soltarse a partir de los 1.000 km. A destacar, la precisión de su selector en los cambios de marcha y en la facilidad de encontrar el punto muerto.

El bastidor que utiliza la TX es también sencillo, aunque el diseño de los plásticos de la carrocería insinúen lo contrario: una simple cuna cerrada bajo el motor. Como te hemos adelantado, presenta unas dimensiones grandes, distanciando lo suficiente los bajos del motor del suelo para no golpearlo contra las piedras en zonas difíciles; aún así dispone de un protector.

 Generalmente, cuando una marca quiere presumir de algún detalle en un modelo, lo deja bien a la vista. En el caso de la TX de Keeway no es así, ya que hay que ser muy observador para darse cuenta de que la suspensión trasera dispone de un sofisticado sistema de progresividad variable por medio de un conjunto de bieletas ancladas al bastidor y al motor, en las que se apoya el monoamortiguador para conseguir un efecto de endurecimiento del tarado conforme se aumenta el recorrido de la rueda posterior. El sistema funciona, pero en la práctica vendría bien poder ajustar la precarga para dar un tarado inicial un poco más blando y acorde con la suspensión delantera.

Comentar

    Mala            Buena


Me interesa

Complete los campos del formulario para solicitar más información.