La K-Light 125 propone un estilo custom o cruiser moderno, manteniendo el carácter económico de las motos Keeway. 

Comparte la mecánica con su hermana, la incombustible Superlight 125, pero frente a ella aporta una visión mucho más actual, de apariencia más ligera, renunciando a la profusión de cromados para apostar por una silueta más musculosa y rectilínea. También aporta una instrumentación digital de una sola esfera en consonancia con esta nueva filosofía custom que propone Keeway. Incluso también aporta un escape de apariencia deportiva debido a lo corto que es, un detalle que parece encajar también con los amortiguadores traseros con botella de gas separada. El soporte de matrícula sobre la rueda posterior es otro guiño a motos de más cilindrada y de paso aporta una vista trasera limpia y atractiva. 

Con 10,6 CV es una custom perfecta para la ciudad porque además ofrece un consumo anunciado de tan solo 2,4 l/100 km, una cifra muy buena para un depósito de casi 12 litros de capacidad. Sus 144 kg lw hacen manejable, tanto en marcha como en parado, ofreciendo además una distancia del asiento al suelo de solo 715 mm. 

Peculiar es la combinación de llanta de 17 pulgadas delantera con otra de 15 trasera, donde además encontramos un neumático de uns sección respetable para una moto de 125 cc.

Los dos discos de frenos van unidos por un sistema combinado cuando se acciona el pedal derecho, repartiendo la frenada para asegurarla contra un bloqueo de la rueda sin necesidad de recurrir a un sistema ABS.

Comentar

    Mala           Buena


kEEWAY K-LIGHT

  • 2,400.00 €

Me interesa

Complete los campos del formulario para solicitar más información.